ESPIRITUALIDAD SACERDOTAL

Espiritualidad Sacerdotal Hoy

Espiritualidad Sacerdotal Hoy
(Descargar PDF)

La palabra espiritualidad apareció en los primeros siglos de la vida de la Iglesia, cuando surgieron órdenes religiosas que fueron construyendo su vida a partir de opciones, de acentuaciones, de normas, reglas, formas de oración y oraciones mismas. Así surgió la espiritualidad benedictina, franciscana, agustiniana, etc.

La Sagrada Escritura utiliza otra expresión que se torna más feliz para ayudarnos a entender el verdadero sentido cristiano de la espiritualidad: “vida según el Espíritu”; San Pablo nos dice en la epístola a los Romanos: “pero ustedes no están animados por la carne sino por el espíritu, dado que el Espíritu de Dios habita en ustedes.(Rm 8 ,9).

Hablar de la vida según el Espíritu es hablar de un hombre sobre el que el Espíritu de Dios desciende, permanece, reposa, y habita como en su propia casa. El Espíritu de Dios es el que animó toda la existencia de Jesús.

Jesús es el hombre de espiritualidad, no porque sea un hombre piadoso, que guste de hacer prácticas religiosas, sino porque se dejó llevar siempre por el Espíritu de Dios, porque se condujo en todo en docilidad al Espíritu; ese Espíritu le permite ver día a día lo que su Padre quiere y le impulsa a servir, a amar a sus hermanos como verdadero pastor.

El sacerdote, por la ordenación sacerdotal, queda configurado, unido a Jesucristo el Buen Pastor por la acción del Espíritu Santo. La espiritualidad sacerdotal es una vida apostólica según el Espíritu de Cristo, el Buen Pastor, quien da la vida por los suyos y los ama hasta el extremo. El sacerdote espiritual es el que vive, en Cristo, su ministerio apostólico día a día.

En este sitio aparecerán Cuadernos de Espiritualidad Sacerdotal para animar reuniones, sesiones personales o de grupo. Así mismo el Centro promoverá jornadas de espiritualidad sacerdotal como un servicio a los presbiterios.